fbpx

Del terror al deseo de morir

Publicado por Mizu en

Desde que tengo memoria llevo peleando con el pánico a morir, es que la idea de morir y que tu vida acabe tiene sentido pero “es injusto”.
Cuando era bebé podía estar viendo dibujos animados y a la mínima referencia hacia la muerte empezaba a llorar, no me podía detener.

Se que algunos han leído el post que hablo de la muerte, no trato de romantizarla, trataba de alejarla de mi ser porque me estaba destruyendo.

En el 2019 sufrí de hostigamiento laboral terrible, mi nueva jefa inventó historias y las mentiras que repetidas mil veces suenan a verdad. No le di importancia y seguí ignorando malos tratos hasta que entendí que el corporativo de mi empresa me estaba hostigando a propósito porque no me querían pagar liquidación por discapacidad, hicieron cosas para que yo renunciara pero no les di el gusto por la situación delicada de la salud de mi mamá.

Esa persecución, la enfermedad de mi mamá y problemas con mi relación me llevaron a revivir más fuerte mis ataques de niña. Poco a poco empezaron a ser más fuertes y frecuentes hasta que se empezaron a ver así:

Este video dura demasiado, no tienes que verlo completo, solo debes entender cuanto intentaba calmarme y no podía.

Esta grabación fue mi intento de decir en voz alta todo lo que pienso en mi cabeza para poder calmarme, para mostrarle a un psicólogo y un psiquiatra exactamente lo que me ocurría y el tiempo que me tomaba recuperar el control de mis sentimientos.

Mis ataques ocurrían a cualquier hora, empecé a marcarlos en una pizarra de la oficina e incluso a veces me ocurrían conduciendo como en el vídeo. Justamente mi camino al trabajo pasaba por el cementerio.

Le comenté todo lo que me ocurría a mi pareja de ese entonces, además había presenciado varias veces el comienzo de estas crisis. Cuando estaba con el intentaba contenerlas con todas mis fuerzas puesto que se enojaba de que fuera tan débil o se burlaba de mis saltos.

Pensamos que unas vacaciones me vendrían bien y fuimos a mi lugar favorito de la tierra, la Rivera Maya y Yucatán. Lo que se planeó como una luna de miel terminó siendo un desastre. Lloraba al menos unas 4 veces al día, tanta hermosura me estaba matando.

Mi ex se expresaba de ese viaje como “como nos dañaste el viaje” al igual que “yo me divertí y tu no”. Nunca sabré porque a veces decía que lo pasó bien si mis ataques eran lo primero que relucía cuando hablábamos de ellos.

Los pensamientos que llegaban a mi cabeza eran:

  • “Tantas maravillas de una civilización que está extinta”
  • “Ni siquiera saben que les pasó”
  • “Quién habrá vivido en esta casa hace 500 años?”
  • “Fueron capaces de construir pirámides majestuosas con mínimas herramientas pero toda su vida es un misterio por resolver”
  • “Yo no he logrado nada tan majestuoso como esto, cuánto vivirá mi memoria?”
  • “La arena blanca es el resultado de años de erosión de esta concha que tengo en la mano, al igual que la concha yo seré polvo y nadie me recordará”

Inmediatamente empezaba a llorar desmedidamente.

Algo más pasó en el viaje, me volví huérfana de padre y la lloradera aumentaba. Lloré todo el viaje y apenas regresé agendé una cita con la psicóloga quien me redireccionó a una psiquiatra de urgencia para tomar antidepresivos que funcionaron.

Con la mejoría los abandoné y ya no los estaba necesitando para no llorar hasta que mi mamá falleció.

5 días antes de morir mi mamá me llamó preocupada por mi relación, se disculpaba por no enseñarme como debía tenerla bien con Dios y me hizo prometerle que me casaría. Ese siempre fue mi plan aunque no el de mi ex pareja.

5 días después de esa llamada falleció, no voy a entrar en detalles de que me sucedió en ese mes pero les diré que nadie aguantaba mis desgarradores gritos de llanto a todas horas.

Ahora me quedaba solamente mi pareja y aún así sentía que era la mujer más sola del mundo.

Verán, mi familia no es unida y mi núcleo familiar era solo mi madre. Me había imaginado una vida larga con mi madre, ni con su enfermedad me preparé para su partida, me imaginaba mi matrimonio cerca de mi madre para cuidarla como ella hizo con la suya. Mis hijos molestándola y ella engriéndolos. Disfrutando de su jubilación y siendo feliz con sus amigas.

¿Ahora que me quedaba? Mi relación.

Pero ya saben de mi post previo mi ex ya había decidido que me mantendría hasta que encontrara algo más seguro y estable (Hasta que lograra de la novia de su amigo cortara y la tuviera para el). Que no podría serme fiel en la salud y en la enfermedad, razón por la cual había rechazado mi pedido de matrimonio un mes antes de “El incidente”.

Perdí las 2 cosas que más amaba en este mundo. Las dos cosas que amaba más que a mi.

Mi madre compartiendo con el infiel de mi ex

¿Para qué seguir viviendo?

Creo que se han acabado mis ganas de vivir, ya no tengo miedo a la muerte. La muerte es un consuelo de que algún día volveré a ver a mi madre o que el dolor cesará. Las muertes en esta época dejan un vacío mayor puesto que no podemos dar una despedida al ser querido. Me negaron tocar a mi madre, me negaron quitarle el tuvo de respiración de la boca, me negaron vestirla, me negaron ver su cuerpo más de 3 segundos. Ella quería un funeral donde su cuerpo estuviera maquillado con su mejor vestido y se enterró en una funda, con bata de hospital, despeinada, con tu tubo. Y yo, quería velarla toda la noche, tocarla y besarla mientras le rezaba.

No teman por mi, que no tenga ganas de seguir viviendo significa que no tengo motivación para luchar. Hasta hoy no hay un solo día en que no llore, en que el pecho no me duela, en que no tenga hambre. Espero Dios me de fuerza para afrontar tanto dolor. Es algo que debo aprender a lidiar y espero que escribiendo sepa afrontar el camino que me toca vivir.

Estoy segura de que mi madre se sintió así cuando con el dolor de su alma botó al pésimo esposo que fue mi padre de nuestro hogar. Y si no hubiera sido por sus dos hijos, tal vez ella se hubiera dejado morir en diálisis. Yo no tengo hijos, no tengo casa, no tengo nada más que un montón de recuerdos que pesan de una vida que ya no está. Mi mamá tenía un corazón muy dulce y frágil, estoy segura que estaría igual que yo porque soy su clon.

Intentaré subir los ánimos y no es fácil con la situación del país, las constantes amenazas de demanda de la pareja sinvergüenza, la traición de mi ex luego de tanto tiempo de pelearla y su desconfianza de mi fidelidad después de él hacer lo que hizo.

Un amigo me pregunto ¿No te da vergüenza gritarle a los 4 vientos que eres cachuda? No, yo di todo de mi y no tengo nada que arrepentirme, lo intenté y hasta busqué ayuda profesional (personal y de pareja). Yo no tengo la culpa de nada.

Ahora de seguro me preguntarán:

¿No te da vergüenza que te tilden de loca? (Especialmente ya sabemos quienes coff coff)

La salud mental es un tema tabú, que va a incomodar a muchos pero ¿Y si empezamos a hablar mas antes de que sea demasiado tarde? Y si comenzamos a poner atención a nuestros amigos, brindamos apoyo, hacemos una llamada, caemos a la casa ¿Y si hacemos algo para que las cosas se solucionen? Crees que los depresivos no intentan no serlo?! La tristeza trae enfermedades físicas también.

Cuéntame en los comentarios de qué te gustaría que hable para la próxima, quiero que mis palabras sean inmortales porque polvo fui y en polvo me convertiré.

Los ataques han desaparecido.

Sagrada Virgen del Carmen, la muerte me está esperando, más como soy tu devoto no es muerte si no un regalo. AMEN

Categorías: Duelo

10 Comments

Xavier Muñoz · junio 10, 2020 a las 6:21 AM

Nadie puede sentir lo que estás viviendo, es muy fuerte por todo el mix de situaciones, sin embargo espero sinceramente que los momentos de ansiedad empiecen a bajar. Un abrazo a la distancia.

Pepito · junio 10, 2020 a las 7:49 AM

Pasé algo muy parecido en el año 2009 con el fallecimiento de mi madre y una ruptura previa, qué te diré… A esto vinimos al mundo, con el tiempo vas a sanar.

    Sara · junio 11, 2020 a las 4:17 AM

    La pérdida de nuestros seres queridos nos rompen el corazón literalmente en mil pedazos. Y por experiencia re puedo decir que es cierto lo que dicen que “las desgracias no llegan solas” sino que las cosas se juntan y te vienen de golpe. En el 2011 perdi a mi compañero de vida, mi hermano, de un momento a otro mi vida se rompió, se puso en pausa y mi mundo como lo conocía dejo de existir para siempre. Lo que si te puedo decir es que: 1. Sola no estás, has ganado un Ángel que te acompañará y te guiará. 2. Hasta el día de hoy que han pasado casi 10 años, no hay día que no extrañe o piense en mi hermano. 3. Todo pasa. Después de haber pasado por un dolor tan desgarrador, vas a salir adelante fortalecida y te darás cuenta que ya nada te volverá a doler nunca más de la misma manera. (eso puede hacer que te vuelvas un poco insensible en ciertas cosas). 4. Eres valiente por compartir este post. Sin duda si lo hubiese leído en el 2011 me hubiese ayudado mucho. 5. Cuando pase la tormenta, tendrás tu recompensa y lograrás encontrar un compañero de vida con el cual cumplir tu sueño. No lo dudes.

Beetlejuice · junio 11, 2020 a las 10:00 AM

Existen ciertos momentos en la vida en que los seres humanos, universos distintos, nos convertimos en espejos; en un sentimiento común es claro que fuimos creados iguales. Esa voz tan familiar, perdió relevancia frente a su mensaje; un corazón se había parado y otro se acababa de romper. Ya tirado en el suelo, poco después cae mi cuerpo de rodillas.
Una vez dentro hay más espejos y ninguno se enfrenta; uno a un lado del otro se acompañan para no perder el reflejo; corazones que tiritan sin luz, para que la casa brille otra vez.
En el silencio, en la impotencia del ciego, ¿cómo respiras cuando se ahoga el alma? Cuando el reflejo se hace recuerdo, las palabras se secan y las ventanas se empañan con un grito que se une al mar.
El recuerdo nos ve de vuelta desde la libertad que ya no domina un espejo roto. Éste nos abraza en una sonrisa, esa sonrisa de la que ahora seremos guardianes, historiadores y hasta imitadores cuando no quede claro de dónde venimos y con quién vamos.
Amanecí en el agua.
———
Este es un mensaje de consolación a todos los que han perdido y los que estamos expuestos a perder a alguien. Les abrazo y de clara manera, les amo.
Este texto lo escribí poco desde después fallecer una gran amiga pero nunca tuve las fuerzas para leerlo a nadie, lo suelto ahora y espero que a alguien acompañe en esta crisis tan dura.
Gracias Madre y Padre por enseñarme sobre la muerte, desde las costumbres en el Día de los muertos en Balzar, donde se reúne la familia a compartir un plato favorito, una anécdota y los reflejos de esas sonrisas o al blog sobre mi Abuelo que tanto me sacó de huecos cuando lo necesité.

Dieguinho · junio 15, 2020 a las 4:18 AM

Qué fuerte todo esto, pero poco a poco te irás reponiendo de todos estos golpes, tómate su tiempo y mucha fuerzas que tú mami te guía y cuida junto con Dios. Un abrazo.
PD: No sé cual es la clave del post de tu ex 🥺

Estefania J · junio 22, 2020 a las 3:04 AM

Mizu! No te conozco jaja me siento tan rara escribiendo randomly pero me gustaria recomendarte la meditacion. la meditacion me ha ayudado muchisimo con la depresion y la ansiedad. Lo que te toca ahora es Duro, muy duro. Pero hay luz al final del tunel, aunque por ahora no la veas. Reconectate con tu corazonsito.. con tu intuicion. los cristales ayudan mucho! La amatista para la ansiedad y la obsidiana para el dolor y la tristeza.. la obsidiana es una Gran maestra. Talvez en otro momento.. cuando las cosas esten mejor (por esto de la pandemia) puedas ir a la selva de Ecuador e ir a una ceremonia de aya.. pero bueno. Todo a su tiempo. Por ahora que sea un dia a la vez! Te recomieno videos de Teal Swan, Ivan Donaldson y meditar con Theta Waves.. un abrazo gigante! Todo estara bien!

Byron · junio 22, 2020 a las 11:27 AM

Mizu! Muy fuerte lo de los ataques! Ya pasaron? Ojala que sí. Un abrazo.

    Mizu · junio 28, 2020 a las 9:27 PM

    Los ataques los perdí cuando ya no tengo miedo de morir, si muero veré a mi mamá y me reconforta estar con ella por al menos un segundo.

Pri · julio 2, 2020 a las 12:33 AM

Hola Mizu.. tuve el agrado de conocerte alguna vez hace muchos años atrás .. x ahí algún día te vi en el insta y te sigo xq me encanta la magia q tienen tus fotos.. sin embargo al leer esto no me imaginaba que estuvieras pasando x algo así… aunque físicamente estás sola no te apartes de la conexión q puedas tener con la vida … con esta vida que auqnue es una justa también tiene paisajes hermosos q has llegado a conocer aun hay más lugares que queremos ver a través de tus ojos .. bueno de tu cámara xq al final no todos tenemos ese tiempo y esa valentía de vivir aventuras como quisiéramos… dentro de tu corazón está tu mayor motivación pero solo lo verás cuando primero empieces a valorarte a ti mismo lo suficiente que tu felicidad no dependa de nadie.. realmente espero que cada día esté mejorando tus emociones.. tus pensamientos y recobres los colores que tiene esta vida con sus palabras imperfecciones… solo nos queda saberla vivir… Dios te bendice! ❤️

    Mizu · julio 2, 2020 a las 12:34 AM

    Gracias, y es que yo creo que de aquí solo es ir para arriba porque no se puede ir más bajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_MXEspañol de México
en_USEnglish es_MXEspañol de México